Publicado por Comisión de Medios UTP | 1 comentarios

Comunicado del COMITÉ DE SOLIDARIDAD CON LAS LUCHAS DEL PUEBLO

LLAMADO A LOS ESTUDIANTES Y PROFESORES DE LA UNIVERSIDAD TECNOLÓGICA DE PEREIRA.

COMITÉ DE SOLIDARIDAD – PEREIRA


La justa lucha que han venido librando los estudiantes de la Universidad amerita el apoyo y la
solidaridad del pueblo y de manera especial de los sectores organizados. Saludamos al movimiento estudiantil y le extendemos nuestra mano solidaria. Contrario a lo que pregonan las clases dominantes, en el sentido de que los asuntos de un movimiento social, es cosa de ellos y de nadie más, tratando de aislarnos, dividirnos y sembrando desconfianzas en el seno del pueblo; nosotros comprendemos claramente que esta lucha es parte de las luchas del pueblo y la unidad del pueblo es un factor determinante para el triunfo y la conquista de nuestras reivindicaciones.

Ha sido tradición del movimiento popular el no limitar la solidaridad al simple apoyo material, sino contribuir con opiniones sobre el curso de las luchas y con el intercambio de experiencias logradas por el pueblo en décadas de confrontación social. Al respecto deseamos decirles lo siguiente:

· Es necesario que este movimiento haga un correcto balance de la lucha librada, pues sacar
lecciones tanto positivas como negativas y transmitirlas a los demás sectores del pueblo, es una
tarea clave para el aprendizaje mutuo de quienes confrontamos a un enemigo común. Es muy
importante afianzarse en los logros y en las fortalezas alcanzadas mediante la lucha para superar
obstáculos y deficiencias.

· Está claro, que este movimiento fue de menos y más y tuvo la capacidad de nuclear en torno a sí, a la inmensa mayoría del estudiantado, quien se sumó de manera disciplinada a las decisiones de las Asambleas; no sin dificultades, pero esforzándose por superar las diferencias en el seno del
estudiantado, así como los sabotajes y amenazas lanzadas por las directivas universitarias.

· Las directivas de la universidad aprovecharon que el estudiantado cometió unos cuantos excesos de rabia y rebeldía en el ejercicio de la protesta, y respondieron a las demandas estudiantiles con arrogancia y represión. Pero, cada acción de la administración fueron enfrentada con decisión y beligerancia; una tras otra fueron desafiadas sus medidas y varios intentos de desmovilización y confusión fueron derrotados.

· Ellos optaron por la intimidación, la sanción y señalamiento de 9 estudiantes, sometiéndolos al
escarnio público, supuestamente por ser responsables de disturbios y daños, sin mayores
pruebas y sin miramiento de las garantías legales, lo cual ha llevado a amenazas de muerte por
parte de los paramilitares.

· Optaron ellos, por la guerra en los medios de desinformación posando de democráticos, de
victimas y de defensores de la universidad, mientras esquivaban la negociación de un pliego
mínimo, o dilataban la situación para continuar con su plan de acabar el semestre a como diera
lugar y así eliminar la base del movimiento estudiantil. Pero ustedes lograron romper el aislamiento inicial en que se hallaban y la voz de los estudiantes se oyó: con movilizaciones,
montañas de pupitres, cuerpos pintados y una huelga de hambre, acallaron a los que saben tildar de terrorista al que protesta y reclama.

· Desesperados y dando tumbos sin saber qué hacer, la administración de turno optó por la
intimidación de los docentes nombrando supervisores que informaban sobre el trabajo de esto, y
presionando para que los docentes se limiten a repetir contenidos vacios, ajenos, e indiferentes a
lo que sucede en el país y por supuesto en la universidad. El malestar de cientos de profesores
no se hizo esperar ante el llamado a dictar clases donde fuera y Como fuera, sin importar criterios técnico-científicos o pedagógicos. Forzados por el curso de los acontecimientos ellos debieron ceder. Algunas cosas ganó el movimiento estudiantil, pero muchas más quedan por conquistar.

· Compañeros y compañeras, permítannos hacerles mediante este llamado las siguientes
recomendaciones:

1. La frágil unidad del movimiento estudiantil es un bien preciado que debe ser preservado y
robustecida, por tal motivo es menester que formalicen y fortalezcan la estructura de la
organización gremial del estudiantado. El Comité de Dirección del movimiento debería ser nutrido por representantes de cada una de las facultades existentes de tal manera que se garantice la unidad y participación del conjunto del estudiantado. A su vez este Comité debe ser rodeado y apoyado por el estudiantado.

2. La unidad con los demás sectores del pueblo es una tarea estratégica que no deben abandonar,
que la universidad se vista de pueblo, se rodee de él, es una necesidad pues la bandera contra la
mercantilización de las universidades, es parte de defender el derecho a educación del pueblo.
Unidad interna del movimiento, unidad con las demás universidades que enfrentan la misma
realidad, unidad de ustedes con los padres de familia, unidad nacional e internacional, etc. Son
tareas que demandan de un plan de mediano y largo plazo, capaz de enfrentar al plan trazado por
los centros de poder para acabar con los derechos del pueblo. El comité de Solidaridad se
compromete a continuar tendiendo puentes, para que la consigna “unir las luchas del pueblo” se
haga realidad.

3. De manera colectiva el movimiento estudiantil avanzó a la lucha y ahora ante el levantamiento del paro, es necesario que lo hagan de forma colectiva y no bajo el criterio individualista del “sálvese quien pueda”. La dirección del movimiento debe atender de manera especial la situación del estudiantado en las facultades que se encuentren en mayores dificultades para cumplir las metas académicas.

4. Hacemos un llamado a que estén vigilantes frente a la situación de los 9 estudiantes
criminalizados. Atacar a los dirigentes populares es una vieja táctica de las clases dominantes, y
la experiencia del pueblo en décadas de lucha nos ha enseñado que sólo se la puede enfrentar
en forma colectiva. Deben comprender que con ellos es todo el movimiento el que está siendo
atacado y criminalizado: el destino de cada estudiante y de todo el movimiento, está atado al de
sus compañeros juzgados. Es el movimiento en su conjunto, el responsable de la defensa y
protección de estos compañeros. Poner fin a todos los procesos disciplinarios, retirar las
demandas penales y comprometer a las directivas en que tales situaciones no se repetirán es una
reivindicación en la que no pueden ceder, so pena de que las consecuencias sean funestas.

5. Emprenderán ustedes un proceso de negociación, la experiencia ha venido mostrando que el
Estado insiste en la desmovilización de los sectores sociales y los desgasta dilatando las negociaciones para debilitar y desmoralizar; les recomendamos de manera fraternal que adopten
la metodología de rondas de negociación, o sea determinen un número preciso de reuniones o un
tiempo específico. Tal mecanismo, junto con actas de aprobadas de las reuniones, subordinación
del Equipo negociador al Comité de Coordinación y de éste último a la Asamblea General, dará
confianza y fortaleza al estudiantado.

Finalmente, hacemos un llamado a que conviertan esta lucha y las que vienen en centros de debate, de libre expresión a través de la palabra, la ciencia y el arte. Llamamos a los estudiantes para que se apropien de su papel y debatan por semestres, en facultades y Asambleas Generales, los mejores caminos para la solución de los problemas. Hacemos un llamado a la comunidad universitaria a la unidad y resistencia frente al avance de las tendencias fascistas en el país que han encontrado fieles representantes y diligentes ejecutores al interior de esta universidad.
Fraternalmente llamamos a los profesores para que dejen de ser los verdugos de los estudiantes,
para que dejen de ser los reproductores de las ideas fascistas en las aulas de clase, les invitamos a
que sigan el ejemplo del estudiantado y venzan el miedo y la apatía, para que puedan ver la
importancia de la organización y la unidad.

Hacemos un llamado a que unamos nuestras voces en un solo torrente y defendamos los derechos del pueblo, de quienes representamos la inmensa mayoría de nuestro país. Esta lucha contribuirá sin dudas en la participación del estudiantado en la futura organización, movilización y lucha de los diferentes sectores de la sociedad colombiana.


¡TODOS SOMOS ESTUDIANTES!, ¡TODOS SOMOS INDIGENAS!, TODOS SOMOS
AFRODESCENDIENTES!, ¡TODOS SOMOS CAMPESINOS!, ¡TODOS SOMOS OBREROS!
COMITÉ DE SOLIDARIDAD – PEREIRA.

1 comentario:

  1. POR FAVOR ACTUALICEN ESTE LUGAR

    POR AKI ASUSTAN DESDE HACE MUCHOS DIAS, NO CREO K NO ESTEN OCURRIENDO COSA NUEVAS EN LA U O EN LA CIUDAD.

    JULIAN

    ResponderEliminar