Publicado por Comisión de Medios UTP | 1 comentarios

Tras los Mantos de las Bases Norteamericanas, Se Esconde un Atentado de Grueso Calibre para la Democracia

Pronunciamiento de la OCE-Risaralda, Pereira, agosto de 2009


Bien saben los colombianos que en cada una de las universidades del país se destina una cátedra orientada a transmitir los principios democráticos y constitucionales estipulados en nuestra carta magna, como también conocen que en las escuelas y colegios los maestros se preocupan por impartir conocimientos a sus estudiantes, referentes a la importancia de la soberanía (a celebrarse el 7 de agosto).

Son justo estos principios constitucionales y acontecimientos histórico-culturales, los que se están violando de manera flagrante con la decisión del gobierno de permitir que se instalen bases militares estadounidenses en nuestro país; de ahí que a este asunto también le concierna un debate académico serio que le permita a la comunidad educativa en general conocer las graves consecuencias que en términos de soberanía, democracia y armonía política le puede traer esta medida al país.

La gravedad de lo pactado con los Estados Unidos es tal, que el gobierno oculta que la normatividad a la que ha apelado (Ley 24 de 1959 y un convenio suscrito por los gobiernos de Colombia y Estados Unidos para la “ayuda económica, técnica y afín” del 23 de julio de 1962) para permitir que la base de Manta se reproduzca en territorio colombiano, nada tiene que ver con cuestiones militares o del narcotráfico.

Por ende la academia, al igual que los demás sectores progresistas del país, son los llamados a explicar que tras la decisión del gobierno -so pretexto de combatir males como el narcotráfico o el terrorismo- se esconde el menoscabo de la seguridad económica, social y cultural de nuestra nación. De la misma manera es un deber preguntarse ¿cómo es eso de explicarle a un estudiante que el 7 de agosto de 1819 Colombia logró obtener su soberanía, mientras estos observan como en la actualidad los líderes de la nación realizan actos que conducen a que esta se pierda de nuevo? O aquello, que según la constitución: el tránsito de tropas en el país debe ser consultado con el senado y el gobierno de manera dolosa hace todo lo contrario… ¡el asunto no es de menor cuantía!

Es por esto que la Organización Colombiana de estudiantes, OCE, una vez conocida y estudiada la denuncia que varios líderes de la oposición realizaron en el congreso acerca del tema; halla en sus exposiciones suficientes criterios jurídicos, democráticos y culturales, para comprender y denunciar la amenaza que esto implica en materia de derechos colectivos e individuales para la sociedad colombiana, y en consecuencia respalda los reclamos que estos adelantan para que el debate se surta de cara al país, garantizando el pleno cumplimiento de las normas constitucionales y salvaguardando los derechos de los ciudadanos a conservar la independencia sobre sus asuntos.

Igualmente la OCE convoca a todas las personas de la academia, sin importar su condición étnica, social, económica o política, a rechazar la degradación a la que ha sido sometida la constitución política de Colombia por parte del gobierno de Álvaro Uribe Vélez.

Una vez más la suerte de los colombianos ha sido echada por quienes en el país separan sus intereses de los del resto de compatriotas, y en respuesta ningún frente de masas debe escatimar esfuerzos en compeler al retiro de cualquier intento de las hordas militares estadounidenses por instalarse en nuestro suelo patrio.

1 comentario:

  1. NO A LAS BASES MILITARES GRINGAS EN COLOMBIA!!!!

    ResponderEliminar