Publicado por Comisión de Medios UTP | 2 comentarios

MIENTRAS TANTO ¡EN EL SALÓN DE LA INJUSTICIA!




MIENTRAS TANTO ¡EN EL SALÓN DE LA INJUSTICIA!

Mientras La Universidad Tecnológica de Pereira se debate en la agonía, pretendiendo una educación de alta calidad y el recorte presupuestal que no permite tal fin, en el salón de la “fama” -Consejo Superior- sus miembros aprobaron la reelección del actual rector. Esta se realizó al mejor estilo de los proyectos presidenciales en el Congreso, a pupitrazo limpio. El antidemocrático acto no contó con la presencia de la pluralidad de sectores de la universidad, se montó de ipso-facto a puerta cerrada y con candidato único, porque nunca se convocó a elecciones, de tal forma que ya todo estaba decidido y la democracia de papel que mostró el Consejo Superior fue un simple mandato de la dirigencia neoliberal del departamento y la nación; sin embargo la contradicción principal consiste en la profundización de la crisis universitaria que se avecina con otros tres años de su mandato.

Antecedentes que acompañaran a la UTP por tres años más:

La situación particular de La Universidad Tecnológica de Pereira representa un carácter de “ultimátum”, las cifras son claras: iniciamos el 2008 con el déficit de 3.500 millones, recurrente del 2007, mismo que la comunidad ha venido denunciando desde mucho antes que se conocieran las cifras oficiales; es tal la gravedad del asunto que en las declaraciones ofrecidas por el Rector de la institución Luis Enrique Arango Jiménez, en entrevista concedida al diario la tarde, dijo “Aquí no aguantamos un año” y pide al gobierno un “salva vidas” ya que la crisis causada por sus reformas así lo demanda… Igualmente en la audiencia sobre financiamiento de la educación superior llevada a cabo en Manizales el 12 de Mayo de 2008 manifestó “la situación ya es insostenible”.

Hay que señalar que el rector de marras en sus declaraciones a la opinión pública falta a la verdad so pretexto de actuar en desobediencia de los postulados neoliberales que este aplica al pie de la letra, omite que gran parte de la crisis se debe a la irresponsable política de cobertura que el ha implementado desde que llegó a ocupar el cargo en el año 2000 y de la cual se vanaglorea sin asomo de vergüenza alguno. Pasamos de tener 4.000 estudiantes en el año 2000 a 12.000 mil en el 2008, lo que no constituiría mediocridad si las partidas presupuestales fijadas en la ley 30 del 92 no fueran en contravia, si los recursos humanos y físicos aumentaran a la par con el número de estudiantes. También encubre la verdad cuando no le dice a la sociedad en general que el profesorado de planta -garantes de una educación de alta calidad- esta congelado desde el año 2002, se pasó de 342 docentes en ese año a 338 en 2007, esto entrega una relación de 35 estudiantes por docente, comparadas estas cifras con las de las Universidades Nacional y Harvard encontramos que en la relación estudiante/profesor es de 16.9 y 8.7 respectivamente, adicional a esto tampoco menciona las negativas consecuencias en materia de calidad que implica tener 528 equipos de computo en la UTP para una población de 12.000 estudiantes lo que significa 1 maquina para 23 educandos, sin referirse a los programas que requieren de software especializados en donde las licencias existentes son mínimas lo que en su defecto reduciría mas el número de dispositivos por estudiante haciendo la cifra más alarmante aún y como bien lo manifestó alguien recientemente se esta ante una academia donde “se remplaza el hacer por el mirar”

Luego estos son solo un par de ejemplos de lo que oculta el rector a la opinión pública, mismo que hoy pide un “salva vidas” cuando en su trajinar ha concurrido a ser uno de los principales artífices para que el barco este naufragando, a punto de hundirse.

Entonces: ¿Será posible una educación de alta calidad bajo un panorama como el que presenta hoy la Universidad? ¿Estamos los estudiantes errados al denunciar el manejo que se le ha dado a la institución? ¿Se está pidiendo un invento nuevo cuando en la mayoría de los países hace lustros entendieron la importancia de financiar la educación? ¡No!. Lo que aquí hay es una evidencia fehaciente de la “mano firme” del gobierno Uribista para sumir la educación pública en el más completo atraso, brindando el “corazón grande” a las trasnacionales del sector paridas por las hordas imperialistas que tienen como único fin trocar la educación científica, al servicio del pueblo, por una que nos haga “expertos” en maquilas (industria de baja tecnología que exige niveles no muy avanzados de especialización del conocimiento y mano de obra). Desde este punto de vista se comprende muy bien lo que quiso expresar el ex rector de la Universidad Nacional Marco Palacios al decir que “quizás estábamos enseñando demasiado, entregando mas profesionales de los que requiere el mercado”, en términos reales “educación mediocre para un país mediocre”.

Ya Luís enrique Arango dejó claro que va “por los doctorados”, es decir el conocimiento al que solo puede acceder una minoría previligiada, mientras que los programas de pregrado quedan a la suerte de la “revolución educativa” de Uribe, que solo pretende adecuar el aparato educativo a los designios del TLC.

Contrario a lo que anuncia la prensa si es con oposición.

No es cierto que la reelección se haya llevado a cabo sin oposición. Al contrario, la comunidad en general expresa su desacuerdo total con la antidemocrática reelección y deja claro que otros tres años de periodo del actual rector terminaran por conducir al la institución al hundimiento total coartándole a la población menos favorecida la posibilidad de tener el derecho a una educación de alta calidad acorde a los cánones universales, dejando al país muy por debajo de las demás naciones de América latina y mayor aún de los países desarrollados y avanzando en el camino de la antidemocracia y el absolutismo que le son característicos.

Por tales motivos la Organización Colombiana de Estudiantes, OCE, reitera el llamado a la comunidad universitaria (docentes, estudiantes, trabajadores) y a la sociedad en general, a defender la universidad pública, a exigir al Estado su deber de financiar la educación, reclamar el respeto a la autonomía universitaria, dejando claro que ésta tampoco se garantiza con las llamadas “papas bomba” elementos acompañados de acciones contraproducentes, que algunos compañeros se empeñan en utilizar, desdibujando los verdaderos propósitos de la movilización universitaria. Invitamos a emprender una resistencia civil y democrática, exigiendo mayor financiación estatal, y espacios reales de participación democrática y decisión.

POR UNA EDUCACIÓN PÚBLICA, DEMOCRÁTICA, CIENTÍFICA Y AL SERVICIO DEL PUEBLO


2 comentarios:

  1. amigos mios de la OCE, nos dirijimos a ustedes para aclarar que las ¨papas bomba¨ es la manera de defendernos de los balines, gases, bolas de goma, tanquetas, etc... de los ESMAD, no crean que son para lastimar a nadie, porque no es asi, pero hay que defendernos a la medida que nos agreden, es decir, si nos maltrataran solo con bolillos, nos defenderiamos solo con palos y piedras, pero esta no es nuestra situacion actual.

    Les queremos decir que el M-7 esta peleando por la defensa de la UTP publica al igual que ustedes, y que las criticas constructivas que nos quieran hacer seran bienvenidas.

    ResponderEliminar
  2. claro, van a llegar muy lejos tirando las papas a los pies de la gente que nada tiene que ver con la policia, respeten, a ver si algun dia se les considera como verdaderos defensores de la universidad publica.

    ResponderEliminar