Publicado por Comisión de Medios UTP | 1 comentarios

Se agudiza Crisis Humanitaria en la UIS

ASOCIACION PARA EL DESARROLLO HUMANO E INTEGRAL DEL ESTUDIANTE  UIS                                                                     

COMUNICADO

La Asociación conformada por madres y padres de familia, denunciamos públicamente ante la Comunidad Universitaria y Opinión Pública Nacional e Internacional los atropellos  que se vienen presentando en la Universidad Industrial de Santander.


El pasado 9 de diciembre, los estudiantes de las carreras de Música y Trabajo Social preparaban un evento en protesta por las condiciones académicas de dichas escuelas, cuando fueron interceptados por un guardia de la seguridad privada de la universidad, de nombre: DIDIER RUA quien después de golpear a uno de los estudiantes, le amenazó diciéndole “agradezcan que no trajimos la motosierra, pues de lo contrario los picaríamos”; después del hecho se ha mantenido un control minucioso de los movimientos de los estudiantes generando temor por sus vidas. Adicionalmente a estos hechos concretos, la universidad ha desarrollado una política de miedo con la prohibición de colocar carteles, avisos, restringiendo la libertad de expresión y señalando a aquellos que no comparten la política del gobierno o de las directivas.

Son ya numerosos los casos de investigación disciplinaria contra estudiantes, profesores y trabajadores. Los profesores miembros de ASPU-UIS (Sindicato de Profesores) son agredidos permanentemente, al no renovarles la tenencia en caso de profesores de planta y quitándoles la carga docente a los profesores de cátedra, con lo cual pretenden acallar cualquier desacuerdo con la política de miedo impuesta por las actuales directivas. Recordemos que en 2007 el Señor Rector sostuvo una conversación telefónica con un individuo que se identificaba como miembro del grupo paramilitar “Las Águilas Negras”, en la cual acordaban emitir un listado de estudiantes, profesores y trabajadores que tuvieran un pensamiento de izquierda para aplicar un plan pistola y eliminarlos sistemáticamente. El Rector nunca aclaró sobre sus nexos con dichos grupos ilegales, más bien, aquellas personas que lo exigieron fueron reprimidas y silenciadas con procesos disciplinarios. Hoy, con los hechos sucedidos la semana pasada, las madres y padres de los estudiantes nos encontramos seriamente preocupados por la suerte que puedan correr nuestros hijos dentro o fuera de un claustro que atenta claramente contra la vida y los derechos humanos.

Por otro lado, nos preocupa el nivel académico que viene en vertiginoso descenso en la UIS, pues de acuerdo a lo informado por los estudiantes, se están contratando profesores para materias especializadas, sin la adecuada experiencia, vinculados por cátedra sin las garantías laborales que merece un profesor universitario; todo por cumplir unos indicadores de eficiencia que afectan la misión de la universidad. 
 
Volvemos a plantear que la Universidad Industrial de Santander, se encuentra en crisis humanitaria, donde es preciso una intervención externa por parte de los organismos de derechos humanos, que permitan rescatar los espacios de diálogo, de libre expresión, de debate, para que la universidad se encamine a volver a ser un centro de libre pensamiento, crítico, masivo y donde se promueva el verdadero desarrollo regional. Esta problemática nos la solucionan con un Diplomado de “Derechos Humanos”, donde los participantes son seleccionados por la administración de la universidad, ya que los sesenta cupos fueron distribuidos así: representantes de los estudiantes, directivos, administrativos, profesores y estudiantes, todos ellos que cumplan con las directrices trazadas y orientaciones planteadas por los directivos; así se constituye una manipulación de un proceso que aparentemente es democrático. No queremos que nuestra universidad se convierta en un lugar donde no se puede disentir ni opinar sobre los problemas de nuestro pueblo.

Solicitamos, en consecuencia, respaldo por parte de las organizaciones de Derechos Humanos, para lograr una mediación en el conflicto antes que se produzcan hechos atentatorios más graves contra la vida de nuestros hijos. Solicitamos a las entidades de control como la Personería, Procuraduría y Fiscalía, que se nos aclare en qué van las investigaciones por presunta participación del paramilitarismo en las decisiones de la Universidad.


Alertamos a las organizaciones estudiantiles, que en estos momentos se requiere la máxima unidad en torno a problemas centrales que permitan abrir los espacios de discusión para impulsar la reforma de los Estatutos de la Universidad, que tanto se requiere. Así mismo les solicitamos abstenerse de responder con hechos violentos, la violencia que han impuesto las directivas, pues esto generaría más violencia y represión, que en últimas dispersará cualquier intento de reorganización.

ASDEHUIS
Bucaramanga. 17 de diciembre de 2009  

1 comentario:

  1. Ingeniero_Asambleistadiciembre 21, 2009 11:13 a.m.

    Es una verdadera pena que suceda esto.

    Soy estudiante de la Universidad de Antioquia y según he leído en múltiples sitios de las asambleas de universidades públicas en todas se están generando graves represiones.

    La U de A no es la excepción. Con la amenaza de cancelar semestre todo misteriosamente se calmó. Antes de ese aviso se venían dando todas las semanas protestas, asambleas y enfrentamientos con la fuerza pública y después del comunicado no se registró ninguna otra señal de inconformismo.

    Nos estamos quedando cortos y ante cualquier amenaza nos acallan fácilmente. Es hora de buscar apoyo en el pueblo, a ver si es que serían capaces de acallar a los millones que son ensombrecidos por la uriburguesía...

    ResponderEliminar