Publicado por Comisión de Medios UTP | 3 comentarios

Las intenciones políticas detras del escándalo de Ingrid Betancourth


¿A cuál otra víctima del conflicto armado en este país se le ocurre pedirle $15.000´000.000 al Estado colombiano? ... Ingrid, Ingrid, ¿qué has hecho? ... esa platica no le caería mal al sector salud, a la educación, al saneamiento básico, a la vivienda de interés social, en fín, a la seguridad social. Pero claro, como buena politiquera, sus principios cambian con la misma facilidad que el viento puede cambiarle la dirección a una cometa y ahora, después del escándalo nacional -propiciado principlalmente por los medios de comunicación- resulta que ese "minúsculo" monto que le está demandando al Estado es una cifra simbólica. ¡¿?! ajajajaJajajajJajajajajajajaJajaja Ojalá la UTP recibiera una "cifra simbólica" así.

Bueno, ahora sí pongámonos serios. Aquí les va una preguntica tipo ICFES .... no ellos no miden mucho ... tipo ECAES mmmmm menos .... simplemente, una pregunta de múltiple opción y única respuesta:

¿Jurídica e internacionalmente quién debe responder por las violaciones a los Derechos Humanos en Colombia?

a. La Guerrilla
b. El Estado y sus agentes
c. La delincuencia común
d. La población civil
e. Cualquiera o todos los anteriores

Si su respuesta fue la opción b ¡ha acertado! ... ¿y por qué?

Por definición, la población civil y la delincuencia común no pueden cometer violaciones a los DDHH; ambos sectores pueden cometer, según lo que sancione la ley, contravenciones y delitos. Por ejemplo: si un civil mata a otra persona no le viola su derecho a la vida pero sí comete el delito del asesinato. Quedan descartadas las opciones c y d.

Respecto a la guerrilla, ellos no hacen parte del Estado pues se han alzado en armas en su contra, no se rigen por las leyes subyacentes al Estado, ni por la Constitución, ni por el bloque de constitucionalidad y por eso su accionar es ilegal y está enmarcado dentro de los delitos políticos (rebelión, sedición) y los demás delitos tipificados en la Constitución Política y la ley. Ha quedado eliminada la opción a.

Nos queda la opción b: el Estado y sus agentes. El Estado es el único que firma Pactos, Convenciones y Protocolos de Derechos Humanos (bloque de constitucionalidad), mediante los cuales se compromete internacionalmente a proteger diferentes derechos; por ello, el preámbulo de estos instrumentos internacionales siempre habla de "Los Estados Parte" o "los Estados firmantes". Luego, es el Estado quien por acción u omisión vulnera los Derechos de sus ciudadanos. Si el Estado no firma alguno de los instrumentos anteriores, no está obligado a velar por los derechos incluidos en este; por ejemplo: el Estado gringo no firmó el Estatuto de Roma, entonces no hay forma de obligarlo a cumplir las sentencias de la Corte Penal Internacional ... ah pero eso sí, como potencia dominante, Estados Unidos hace parte de la Corte Penal Internacional, legisla y juzga pero no permite ser juzgado. Repetimos: si el Estado firma un tratado, el Estado tiene que proteger los derechos que contenga ese tratado.

Cuando un Estado ha firmado algún instrumento internacional de protección a los Derechos Humanos no hay excusa que valga, ni económica, ni política, ni social. En teoría, está obligado a proteger los derechos con los cuales se comprometió ... y decimos en teoría porque aun así ejerce terrorismo de Estado, viola derechos, no cumple con lo pactado y solo se ve obligado a responder cuando las demandas internacionales fallan de manera favorable a las víctimas ... y a veces, ni así cumple.

¿Y qué hay de los paramilitares? ... ¿creyeron que se nos había olvidado que existen?

Los paras son agentes del Estado y funcionan paralelamente a los militares:
(p a r a - m i l i t a r e s); a diferencia de la guerrilla, ellos no se han sublevado; al contrario, sirven para legitimar las acciones del Estado y "garantizar" el orden establecido dentro de este. Por ello, sus acciones no solo son delincuenciales; también son violatorias de los Derechos Humanos.

... ¿Y el gobierno?

El gobierno y el Estado no son lo mismo, pero sí funciona como una de las ramas del poder público (la ejecutiva) y por lo tanto, también se puede decir que como agente del Estado, está obligado a cumplir con los compromisos adquiridos por este. Por ello, puede ser acusado de violar los Derechos Humanos cuando estos se vulneran.

¿Y el tema de Ingrid? ... tooooodo este discurso era para contarles que ELLA TIENE RAZÓN AL AFIRMAR QUE EL ESTADO DEBE RESPONDER POR SU SECUESTRO. Sí, así como lo oyen ... o lo leen. No basta con que el gobierno (que ya dijimos que es diferente al Estado) y las fuerzas militares y la Iglesia, y los medios de comunicación y su conciencia y todo perro y gato que se encontró en el camino, le hubiera dicho, advertido, repetido e insistido que no se fuera para el Caguán, que la podían secuestrar. No basta porque el Estado como superestructura de la nación debe tener presencia y control en todos y cada uno de los rincones del territorio nacional para cumplir con su obligación de velar por los ciudadanos y protegerles sus derechos ... y como el Estado nunca ha velado por solucionar las necesidades básicas de todo el pueblo y como no tiene presencia en el 100% del país, ha permitido, por acción u omisión, el surgimiento de la guerrilla, delincuencia común, paramilitares y demás.

Entonces, el Estado no se puede lavar las manos diciéndole a sus ciudadanos que la solución para hacer respetar sus derechos es recomendar no viajar a ciertos lugares del territorio nacional, porque pueden resultar vulnerados. La guerrilla tiene que responder por el delito del secuestro, pero el Estado también tiene que responder por permitir que a los colombianos se les prive ilegalmente de su libertad ... de una vez aclaramos que para recuperar la libertad NO ESTAMOS DE ACUERDO CON EL RESCATE MILITAR Y SÍ VAMOS POR EL ACUERDO HUMANITARIO, pues ya que las causas del conflicto armado son políticas, las soluciones también deben serlo. No estamos de acuerdo con la militarización de la vida cotidiana del país, ni la solución a sangre y fuego de los conflictos.

¿El dinero que Ingrid pidió en su demanda es un descaro? ¡SI!, ¿Demandar al Estado es un descaro? ¡No, claro que no!. Principalmente en las últimas semanas, el "cuarto poder": los medios de comunicación, han zatanizado a aquellas víctimas del conflicto que se han atrevido a demandar al Estado para exigir sus derechos y ser reparados integralmente; ¡NOSOTROS NO PODEMOS CAER EN ESA TRAMPA! Esa es una estrategia política e ideológica que están usando en nuestra propia contra; el escándalo de la demanda de Ingrid tiene que ser analizado con mayor objetividad y tratar de captar cuáles son los intereses que hay detrás de tanta bulla.

¡Divino Che, Virgencita del Proletariado: que los pecados de Ingrid no le sirvan al Estado como una excusa más para seguir haciéndole el quite a las víctimas del conflicto!


¡EXIGIMOS VERDAD, JUSTICIA Y REPARACIÓN INTEGRAL PARA TODAS LAS VÍCTIMAS DEL CONFLICTO SOCIAL, ARMADO Y POLÍTICO COLOMBIANO!

3 comentarios:

  1. mmmmm.....si la guerrila no tiene obligaciones con la constitucion por q precisamente esta contra ella....ps con mas razones hay acabarlos como sea!!!.... sin importar el costo.... ps ellos, me imagino no pueden exigir ningun beneficio de esta!!!.....
    jejejeje!!! y ps al presidente como representante del estado.. q lo juzgue una verdadera corte penal, pero una corte compuesta por indigenas, estudiantes, desplazados.. etc..."qiuenes han sufrido el verdadero comflicto en esta pais!!....

    ResponderEliminar
  2. jeje que buen artículo.

    Si bien es cierto que la avaricia de Ingrid destapó sus intenciones económicas y la quemo politicamente, tambien es cierto q el gobierno esta haciendo todo lo posible por justificarse para no indemnizar y reparar a las victimas del conflicto.

    ResponderEliminar
  3. El "Estado Comunitario" en el fascismo, promovido principalmente por Uribe en oposición al "Estado social de derecho", plantea que el Estado no es una superestructura, sino que cada ciudadano es el Estado.

    Como el Estado tiene que responder por los derechos y cada quien es el Estado, entonces cada uno se tiene que garantizar sus propios derechos: ¿Quiere acceder a la salud? ¡pague!, ¿quiere acceder a la educación? ¡pues pague!, ¿quiere que no la secuestren? no valla al Caguan a hacer su campaña política, doña Ingrid.

    Hay quienes se han atrevido a decir que el secuestro de ella es su propia culpa y hasta le han dicho que ojalá la vuelvan a llevar para el monte. Que tristeza ver como ha avanzado el fascismo en nuestro país y como tiene ideologizada a la mayoría de la población.

    El Estado, no los ciudadanos, tiene que promover y proteger los derechos de los colombianos.

    ResponderEliminar