Publicado por Comisión de Medios UTP | 1 comentarios

QUEMAS E INFAMIA


Los estudiantes se enfrentan con unos descerebrados que van a quemar una buseta y la prensa dice jubilosa: “estudiantes queman bus de servicio público”.

Los estudiantes se manifiestan durante dos meses –no son cientos, son miles- de manera pacífica pero contundente. Entre 7 mil personas parece imposible controlar los ánimos y aún así no hay incidentes; pero menos de diez imbéciles arman un alboroto en treinta minutos y la prensa acusa a los “violentos” y “dañinos” estudiantes, todos sin distinción. 7 mil no valen defendiendo sus ideas. 7 arrojando injurias son noticia nacional.

Si como dicen, es cierto que esos pedazos de criminales que quemaron un bus pretendían incendiar la biblioteca de la Universidad, parece estar claro que no eran estudiantes: eran criminales, inquisidores, policías por más señas, metiendo m!3%$a y carroña donde no ha podido hacerlo ni la intimidación del Estado ni las presiones de la rectoría. Matando el movimiento desde adentro, enlodándolo en el crimen para que la gente lo condene y lo abandone.

Porque un estudiante jamás incendiaría una biblioteca. Jamás.

Yo no me creo esa fábula y espero que ustedes tampoco: en dos meses de movilización no ha habido violencia y había un acuerdo implícito dentro del Movimiento para así fuera, potenciando que mucha gente pudiera sumarse, apoyar desde su posición y perspectiva. Es poco menos que intencionado –mal intencionado- que unos desconocidos protagonicen un hecho sumamente bochornoso y escandaloso, sin mayores argumentos ni pretextos, en contra de los mismos activistas estudiantiles presentes, agrediendo a varios de los compañeros que han participado profusamente dentro de las movilizaciones. Es sumamente llamativo que luego los medios de comunicación, el rector que se encontraba en Bogotá (presuntamente respondiendo a líos jurídicos por los dineros que ha robado con Alma Mater) y los mandos policiales salgan a vociferar medidas de fuerza y mesura para “controlar” la situación. Una situación que hasta ayer a medio día estaba en perfecto control de los universitarios: la protesta pacífica de las mayorías estudiantiles que se negaban a recibir clases.

Los responsables de esta acción, conscientemente o no, acaban de hacer el trabajo que dos meses de intimidaciones y presiones desde la administración no lograron. Acaban de romper el Movimiento desde adentro, quemándolo con la desconfianza, mezclando la protesta social con la ignominia.

No nos representan y lo saben. Acaban de escribir una página más en la historia universal de la infamia.


Camilo de los milagros

1 comentario:

  1. y no y no y no nos represntan 6 0 7M ierderos no nos representan

    ResponderEliminar