Publicado por Comisión de Medios UTP | 2 comentarios

Carta abierta al Viceministro de Educación

En el reciente foro sobre la ley 30 con el vice ministro de educación superior fueron muchas las cosas que quedaron por decir. La asistencia fue arrolladora y entre los cientos de asistentes fueron muchas las voces que se dejaron de escuchar. Por esta razón quería dirigir una carta abierta al vice ministro de educación.


Carta abierta al Vice ministro de educción:
Señores: Javier Botero Álvarez y comunidad universitaria de Colombia

El día 29 de marzo (2011) en el auditorio Jorge Roa de la Universidad Tecnológica de Pereira, tuve la oportunidad de asistir a su pobre explicación sobre la reforma a la ley 30, y digo pobre porque estuvo todo el tiempo “por las ramas” y jamas paso por la raíz. Pero quería comenzar mi análisis de sus argumentos con lo básico en toda discusión: Poner todo en un contexto.

Antes que nada, quiero pedirle disculpas por el comportamiento de algunos compañeros, que no lo estaban dejando hablar al principio. Pero tenga en cuenta Javier, que esa es la voz de un pueblo aburrido de financiar la corrupción del estado, un pueblo que piensa y por lo mismo fastidia al estado, un pueblo que tiene argumentos de peso para estar sumido en la ira que produce ver como un funcionario oficial llega a vender ideas falsas y tratar al auditorio como si tuviera un coeficiente intelectual inferior a 80 . Un pueblo pensante que no han podido exterminar con el ESMAD e incomoda al gobierno por tener mente critica. Esa es la explicación de su actitud, así que Javier (y lo trato así sin formalismos porque le hablo de corazón a corazón, somos dos seres humanos en igualdad de derechos no soy mas que usted y usted no es mas que yo) no los juzgue y tenga en cuenta que ese es el resultado de un pueblo consciente de los atropellos del estado.

Ahora en lo referente al contexto de la sociedad Colombiana hay que anotar que es netamente global, hacemos parte de la periferia o el tercer mundo, estamos entre la categoría de país en vías de desarrollo (vía circular que no lleva a ningún desarrollo al final de la historia, pero no voy a profundizar en eso). Dentro de este contexto global atendemos a políticas oficiales dictadas por entes superiores al gobierno colombiano, por eso ésta política con claras intenciones de privatizar la educación superior obedece a mandatos del FMI, por lo cual no hay crédito alguno en la "creatividad" de la reforma que proponen, pues en el fondo no es más que un burdo "copie y pegue". Usted como vice ministro está obligado a defender este esperpento de reforma y el presidente Santos también lo está, porque en el contexto global que vivimos, la política económica (y por ende la educativa) en Colombia está dictada desde el exterior, lo quen nos demuestra que en realidad los presidentes y el resto de funcionarios oficiales son títeres de carne y hueso que le dan la ilusión al resto del pueblo de tener "líderes" pero en el fondo autonomía no existe.

Aclarado el contexto sobre el que llega usted a hablarnos, hay que anotar que usted tuvo razón en algo: La educación superior es un gran negocio, y por lo mismo multinacionales como Devry están interesadas en que esta reforma salga adelante, por eso gastan milllones de dólares del Lobbys.

Por otro lado usted se quedó corto explicando cómo funcionaría la independencia universitaria, y no por falta de palabras o argumentos, lo que pasa en realidad es que las universidades que reciben las grandes inversiones de estas multinacionales de la educación pierden todo tipo de autonomía, permitiéndole a estas incluso modificar el contenido de los programas educativos. Esto sería una gran ventaja para las grandes potencias, porque ahora tendrían más control de lo que se enseña en el tercer mundo permitiendo de esta manera perpetuar la desigualdad social. Además de la indiscutible ventaja que esto le significa a gobiernos extranjeros, el gobierno colombiano también está interesado en que la educación superior sea mediocre y enfocada a lo técnico, pues un pueblo educado es el arma más poderosa que existe contra gobiernos corruptos. Al final, vemos como la intención oficial de reformar la ley 30 con el objetivo de "mejorar" la calidad de la educación, no es más que un sofisma de distracción.

Usted, Javier, debería comentarle a Juan Manuel Santos, que en el Rankin de las 20 mejores universidades del mundo, ninguna es privada. Haber si así cae en cuenta de la importancia de la universidad pública.

Dicho lo anterior y para finalizar, quiero invitar a todos mis compañeros estudiantes (y demás población civil) a apagar los televisores y abrir los libros, pues nuestro deber es ser los mejores entre los mejores, de esta manera le hacemos un jaque más que efectivo a las políticas estatales y mundiales que pretenden generar y perpetuar la ignorancia. Es tiempo pues, de comenzar una masiva protesta, pacífica ante todo, que se base en el crecimiento intelectual. Si todos apagamos esa caja mentirosa, llamada televisión y nos proponemos estudiar (lo que sea que les guste, el punto es generar conciencia crítica) podemos hacerle frente a la pantomimia en que se convirtió el gobierno, pues la democracia ha desaparecido (y dudo que haya existido por estos territorios) y el gobierno es de las empresas para las empresas, mientras el pueblo come callado y vive tranquilo y anestesiado por la basura televisiva.

Así pues compañeros los invito a esta evolución del pensamiento, pues si no actuamos pronto, dentro de poco tendremos que regalarle una placa al rector que diga: DIOS BENDIGA ESTE NEGOCIO.


DIEGO STEVEN MEJÍA
Estudiante
Ing. Sistemas y Computacion UTP

2 comentarios:

  1. Realmente muy interesande la Carta, hay más que nunca se hace necesario que nos comportemos como verdaderos académicos y hagamos valer eso de lo que tanto insitimos, la esencia de la Universidad Como centro de dete y Lucha de ideas para la generación de conocimiento.

    Hoy más que nunca requerimos estar al tanto de las discusiones, y avances que vaya dando el movimiento universitario, estar dispuestos a argumentar el por que no estamos deacuerdo con la nueva ley de educación superior y más aun, a construir una propuesta que salga desde la comunidades universitarias con la visión y planteamientos que tenemos todos nosotros con respecto a este tema.

    Además, Estar dispuestos a movilizarnos y a defender a capa y Espada la Esencia de la Universidad, luchando contra la nueva ley de educación superior

    ResponderEliminar
  2. hola steven la verdad me parece muy interesnate la carta ojala no se quede implanta solo en papel que de verdad la lean y que lo estudiantes tomemos conciencia de lo que en verdad pasa con la utp
    ya que la mayoria del pueblo se deja manejar de los politicos como si fueramos titeres creyendonos con un coeficiente intelectual inferior al de ellos como dice la carta claro que al gobierno le conviene la ignorancia del pueblo asi seremos mejores titeres para ellos
    la reforma de la ley 30 no es mas que un mal para las universidades no nostragemos ese cuento de que es por un bienn tomemos conciencia y actuemos para ello. pero no con violencia que eso no resuelve nada en este pais antes mas violencia atrae mas

    ResponderEliminar